Imagen
El Marathon des Sables (Maratón de los Sables) es una de las pruebas más duras que existen en la actualidad. 

Consiste en recorrer alrededor de 240 km por el Desierto del Sáhara sud- Marroquí en 6 días. 
Las 6 etapas tienen longitudes diferentes que varían desde los 20 km hasta los 80 km. El kilometraje es aproximadamente: 1ª etapa 30 km, 2ª etapa 30 km, 3ª etapa 40 km, 4ª etapa 80 km, 5ª etapa 40 km, 6ª etapa 20 km.

Con 27º ediciones a sus espaldas (la próxima tendrá lugar en abril de 2013, por si alguien se anima a participar), el Marathon des Sables se ha convertido en una de las pruebas más importantes a nivel personal para deportistas del mundo entero. Es una competición en la que domina el compañerismo, la lucha contra los propios límites y la supervivencia (todo el material, incluida la comida, el saco de dormir, los frontales...se debe cargar desde el primer día. Si te quedas sin comida debes retirarte).
A la cantidad de kilómetros de recorrido hay que sumar las condiciones climatológicas adversas: tormentas de arena como la que le hizo perder el rumbo durante 9 días a Mauro Prosperi en 1994 o temperaturas que alcanzan los 50ºC. Es tal la dureza de la carrera que ha habido dos muertos desde que en 1985 se celebró la 1ª edición. 
Existen muchas pruebas duras, muy duras, tan duras que dejan de ser sanas. Está el Ultraman (seguramente el reto más duro) o el Ironman  (que dicen estar al alcance de cualquiera con unas condiciones físicas adecuadas), pero el Marathon des Sables se lleva la palma. 6 días sin apenas asearte, sin apenas comer, sin apenas dormir, con heridas en los pies, quemaduras en los brazos, arena por todas las partes del cuerpo, luchando contra la deshidratación y la insolación. Todo un reto que alguna vez en la vida habrá que realizar y finalizar.

A continuación dejo un vídeo muy interesante. Josef Ajram nos va mostrando la dureza de la prueba a lo largo de los días. 
 


Comments




Leave a Reply